Traducción jurídica
Traducción jurídica

Traducción jurídica

¿Te gustaría contar con un traductor jurídico experto para tus traducciones de carácter legal?

Trasladar a otros idiomas con precisión los términos jurídicos de un documento de carácter legal, ya sea público o privado cobra gran importancia en la medida en que puede derivar en implicaciones legales para las partes vinculadas.
La complejidad de la traducción de textos y documentos de carácter jurídico-administrativo es un desafío que solo un traductor jurídico experto puede resolver.

Exige un conocimiento profundo tanto de los conceptos jurídicos como de las características del sistema jurídico vigente en el país de origen y de destino del documento a traducir.
Y es que a veces ocurre que un concepto jurídico no tiene una equivalencia exacta en otro idioma, sobre todo cuando hablamos de países con sistemas jurídicos diferentes como es el caso del derecho continental y el derecho anglosajón.
El cuidado de la terminología legal y de los matices en el lenguaje jurídico de cada sistema es por tanto fundamental para garantizar traducciones legales precisas.
Son muchos los detalles que no se pueden escapar.
En una traducción de carácter legal y jurídico cada palabra importa.
Piénsalo.
Una clausula mal traducida en un contrato puede acarrear consecuencias legales graves. Y este es solo un ejemplo.

Traducción jurídica

¿Te gustaría contar con un traductor jurídico experto para tus traducciones de carácter legal?

Trasladar a otros idiomas con precisión los términos jurídicos de un documento de carácter legal, ya sea público o privado cobra gran importancia en la medida en que puede derivar en implicaciones legales para las partes vinculadas.
La complejidad de la traducción de textos y documentos de carácter jurídico-administrativo es un desafío que solo un traductor jurídico experto puede resolver.
Exige un conocimiento profundo tanto de los conceptos jurídicos como de las características del sistema jurídico vigente en el país de origen y de destino del documento a traducir.

Y es que a veces ocurre que un concepto jurídico no tiene una equivalencia exacta en otro idioma, sobre todo cuando hablamos de países con sistemas jurídicos diferentes como es el caso del derecho continental y el derecho anglosajón.
El cuidado de la terminología legal y de los matices en el lenguaje jurídico de cada sistema es por tanto fundamental para garantizar traducciones legales precisas.
Son muchos los detalles que no se pueden escapar.
En una traducción de carácter legal y jurídico cada palabra importa.
Piénsalo.
Una clausula mal traducida en un contrato puede acarrear consecuencias legales graves. Y este es solo un ejemplo.

«Desde hace muchos años, nosotros solo confiamos en Traduker para nuestras traducciones. El servicio es excelente, siempre están disponibles y entregan los trabajos en el tiempo convenido. No dudo en recomendar sus servicios.»

Emilio Álvarez | LEXCAM Abogados

¿En qué casos es fundamental una traducción jurídica especializada?

Por regla general, es necesario recurrir a un traductor jurídico especializado cuando hemos de traducir documentos legales o financieros que incluyen conceptos jurídicos y que implican derechos y obligaciones para las partes. Suelen ser documentos redactados por profesionales del derecho como abogados, jueces o funcionarios públicos.
Hablamos de traducción jurídica o traducción legal cuando traducimos documentos de carácter jurídico-administrativo como estos:

¿En qué casos es fundamental una traducción jurídica especializada?

Por regla general, es necesario recurrir a un traductor jurídico especializado cuando hemos de traducir documentos legales o financieros que incluyen conceptos jurídicos y que implican derechos y obligaciones para las partes. Suelen ser documentos redactados por profesionales del derecho como abogados, jueces o funcionarios públicos.
Hablamos de traducción jurídica o traducción legal cuando traducimos documentos de carácter jurídico-administrativo como estos:

traductor de textos legales
traductor de textos legales

FAQ - Preguntas frecuentes sobre traducción jurídica

Las traducciones jurídicas son traducciones de textos y documentos de carácter jurídico-administrativo. Suelen ser textos complejos, redactados por profesionales del derecho y que incluyen un gran número de términos y fraseología jurídica.
En cambio, cuando hablamos de traducciones juradas, no estamos haciendo alusión a un tipo de texto concreto. Podemos hacer una traducción jurada de un documento jurídico, de un texto técnico o de cualquier otro tipo de texto.
El concepto traducción jurada simplemente implica que es una traducción realizada por un traductor jurado, que es un profesional acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y que actúa como un notario y da fe pública sobre la fidelidad de la traducción para su presentación ante organismos oficiales y administrativos.
Por regla general se necesita una traducción jurada cuando tenemos que aportar documentos traducidos (jurídicos o de cualquier otra índole) como parte de procesos administrativos o judiciales ante un organismo oficial: administraciones públicas, juzgados, notarías o instituciones académicas públicas o privadas y órganos competentes

No, para trasladar a otros idiomas los términos jurídicos de un documento de carácter legal, público o privado, un traductor jurídico además de profundos conocimientos de derecho, necesita conocer el sistema jurídico vigente de los países de la lengua origen y destino de la traducción.

Necesitarás contratar un servicio de traducción jurídica cuando tengas que traducir documentos legales o financieros o cualquier otro documento que incluya conceptos de carácter jurídico o legal.

Ir arriba
¿Necesitas ayuda?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo